×
Menú Buscar

Buscar

Tipos de café en un bar y restaurantes: descubre todas las variedades

32 visitas 0 likes
 

Una de las bebidas más populares es el café, y puede ser encontrado en bares y restaurantes de cada país a lo largo y ancho de todo el mundo. Sin embargo, la capacidad de ser adoptado por tantos sitios trajo también una gran variedad de combinaciones y formas de preparación según su contenido.

El café es una bebida que permite infinidad de combinaciones. Según la zona, costumbres o gustos podemos encontrar muchos tipos diferentes.

Café negro, solo o expresso

El café original consiste únicamente en utilizar agua caliente y granos de café para su preparación, por lo que una vez preparado presenta un tono oscuro y muy intenso gracias al agua hirviendo y a la alta presión que se utiliza para su elaboración. A su vez, esta variante puede encontrarse de distintas formas como:

Café corto

Se trata de una versión del café solo en pequeña cantidad. Su esencia se trata de beber únicamente un solo sorbo fuerte de café compuesto por un 50% de café y un 50% de agua.

Café doble o expresso doble

Esta versión del café negro consiste en utilizar el doble de café en una misma cantidad de agua que el café solo. Así obtendrás un café fuerte con la medida de un café estándar.

Café largo, lungo o solo largo

Este tiene una composición muy similar al café doble, pero con una menor cantidad de café para su preparación. De esta forma la elaboración culminará en un café más diluido que un doble, pero más intenso que un clásico negro.

tipos de cafe en un bar

Americano

Como su nombre indica, se trata de una variación muy popular en América (más precisamente en Norteamérica) y consiste en preparar el café con café y agua a partes iguales, generalmente en una taza grande ya que su función es ser un café suave que pueda ser consumido en grandes cantidades durante el día.

Café con hielo

Esta variante es una de las más sencillas: solo se debe preparar el café espresso clásico con normalidad y añadirle hielo para obtener una bebida intensa y refrescante.

Cafés con leche

Esta categoría es la variación más popular de café que existe en España, ya que añade leche a la infusión para rebajar su sabor, añadir textura y obtener un resultado muy distinto al café clásico. Para ello se debe preparar un café intenso ocupando la mitad de la taza de Expresso y la otra mitad con leche. Ambos deben ser añadidos en caliente.

Sin embargo, esta combinación permite mucho juego con ella ya que la cantidad de leche a añadir (entre otras variantes) permite obtener diferentes combinaciones como estas:

Cortado

Esta variante se sirve en una taza mediana y lleva 2 partes de café y 1 de leche. Su intención es “cortar” con el sabor intenso del café sin diluirlo en exceso, y en este caso la leche puede ser fría o caliente (a gusto del cliente).

Lágrima, Manchada o Latte Macchiatto

Su traducción literal significa “leche manchada” por lo que, a diferencia de sus antecesores, la mayor parte de este café estará compuesto por leche “manchada” con un poco de expresso. Su sabor será claramente muy diferente debido a este nivel de leche que lleva, pero también lo es su presentación ya que consiste en tres capas: la primera de leche caliente (2/3 de la taza), la segunda de expresso (1/3 de la taza) y una última de espuma de leche.

Caramel Macchiatto

Aquí comenzamos a encontrar más añadidos además de la leche. Este primer ejemplo se trata del Caramel Machiatto. Su preparación consiste en 1/3 de expresso, 1/3 de leche y 1/3 de espuma de leche, pero añadiendo al final una capa de caramelo que puede aprovecharse para realizar alguna decoración o forma.

Hawaiano

Esta variación es muy sencilla de preparar ya que consiste en la misma combinación utilizada en el café con leche, pero reemplazando la leche por leche de coco, o utilizando coco rallado sobre el café con leche tradicional para darle el sabor buscado.

Breve

Otra combinación proveniente de América, pero en esta se busca obtener un café con más cuerpo. Su composición consiste en 1/2 taza de expresso, 1/4 de taza de leche y 1/4 de crema que le brindará un sabor más intenso y más espesura que el clásico café con leche.

tipos de café con leche

Capuccino

Esta variante del café con leche es una de las más populares en todo el mundo, se origina en Italia y su correcta preparación requiere de medidas bastante precisas entre sus partes. Para ello se utilizará una taza de aproximadamente 180 ml de capacidad, y para su composición añadirás primero 30 ml (1/5) de expresso, 60 ml (2/5) de leche y por último 60 ml (2/5) de espuma de leche.

Moca o Mocaccino

Una variante muy similar al capuccino pero con un ingrediente extra: chocolate. Este es añadido como jarabe de chocolate a la base de expresso, y también puede utilizarse crema de leche en lugar de leche para lograr un sabor aún más intenso. Finalmente, en la cubierta se puede espolvorear un poco de cacao en polvo o canela como detalle.

Creme

Esta variante es muy similar al café con leche clásico, pero cambiando la leche por crema de leche para lograr una textura más espesa y un sabor más intenso al café con leche tradicional.

Cafés dulces

Los cafés dulces destacan son perfectos para una merienda, para esas personas golosas. No suele ser necesario añadir azúcar. Se puede usar helado, licores, leche condensada, nata, etc.

Bombón

La elaboración del café bombón consiste en una base de expresso (1/3) y leche condensada (2/3) que resultan en un café sumamente dulce. También es posible variar estas cantidades levemente dependiendo del gusto del consumidor.

Belmonte

Una variación del café bombón, pero añadiendo al final una porción de brandy.

Asiático

Esta se trata de una variante del bombón con añadidos: brandy o coñac, licor 43 y canela. Para su preparación sólo debes añadir el brandy o coñac (al gusto del consumidor), luego añades un poco de licor 43 y finalmente espolvoreamos canela por encima.

Cafés con licor

Cafés con alcohol que dan un sabor diferente y con mucha personalidad. Ideales para calentar el cuerpo en esos días fríos. Suelen ser dulces pero el sabor cambia según el licor que usemos.

Irlandés

El café irlandés es de los más conocidos dentro de los cafés con licor y también lleva una elaboración más detallista que la de los cafés tradicionales. Para su preparación necesitarás café, azúcar moreno, nata y whisky.

Se comienza colocando en un vaso el whisky junto al azúcar moreno y se calientan ambos con el vaporizador. Luego deberás encender la mezcla para quemar el alcohol que posea y, a continuación, añades una taza mediana de café.

Revuelve la mezcla para que se disuelva el azúcar y finalmente añade la nata cuidadosamente para que esta se mantenga en la superficie.

Carajillo

Esta variante de café es otra con elaboración detallada, pero que una vez dominada brinda unos resultados muy destacables. Para prepararla se necesita brandy o coñac, expresso, granos de café y corteza de limón.

Tradicionalmente, el brandy se calienta previamente junto a unos granos de café y piel de limón. Luego se debe añadir el café recién preparado a la mezcla y finalmente filtrar los granos y la corteza de limón.

tipos de café con leche

Tipos de café por zonas de España

España es un país muy variado culturalmente, hay muchos tipos de cafés que solo encontramos en algunas zonas de España. Incluso hay varias formas de pedir el mismo café según donde vivamos.

Café con gotas

Si eres gallego seguro que te suena. Es un café con unas gotas de orujo propias de las sobremesas gallegas. Se le añaden unas gotas de orujo a gusto del cliente

Leche y leche

Típico de Canarias y solo apto para golosos. Es un café que tiene mitad de leche normal y la otra mitad de leche condensada. Hacerlo es muy sencillo, solo tendrás que llenar un vaso de leche y calentarlo por 2min, quitas un poco de la leche para añadir el café poco a poco y después añades la leche condensada.

Café de pota

También es típico de Galicia, aunque se sirve también en Portugal y Brasil. Es básicamente una infusión directa de café en la que no se aplica presión ni altas temperaturas. En Galicia lo toman en la sobremesa, tras una gran comilona. Por cómo se prepara, es bajo en cafeína pero muy aromático ya que puedes añadir otros ingredientes al agua como canela o cardamomo.

El Americano de Almería

Solo en algunos bares de Almería capital podrás encontrarlo y lo mejor es que no es un café. Es una bebida caliente con licor que se prepara desde los años 70, cuando un actor pidió en un Quisko de la ciudad esta mezcla. De ahí que se le llame americano.

Para elaborarlo, en el fondo de un vaso se coloca un azucarillo y un trozo de piel de limón. Se vierte leche caliente hasta llenar 2/3 del vaso. El resto lo llenamos con un licor crema de kola que se calienta en la máquina de café para no enfriar la mezcla. Finalmente se espolvorea un poco de canela en polvo.

Lo más destacado de esta bebida es el color rosa característico gracias al licor de kola, el cuál solo encontraremos en Almería.

Blanco y negro

Este café blanco y negro lo encontrarás en Valencia y consiste en un café granizado con leche merengada. Es perfecto para refrescarse en verano y dulce ya que se prepara un almíbar con agua, azúcar y limón para preparar el café.

Café del tiempo

El café del tiempo también lo encontraremos en la Comunidad Valenciana y consiste en un café frío con rodajas de limón y canela en rama. Una vez preparado el café y aún caliente, le añades azúcar al gusto. Tras eso, pasalo a un vaso con hielo y añade el limón y la canela. Ideal para el verano mediterráneo.

Catalán

Café con crema catalana que solo podrás pedir en Barcelona. Es un solo doble al cual le ponen un poco de crema catalana por encima, con cuidado de que no se mezcle. Luego añaden nata semimontada para terminar la decoración.

tazas de café

Celta

Otro de los cafés que podemos encontrar en Galicia, es una variante sofisticada del carajillo. Se prepara el café recién molido, por otro lado mezclamos azúcar moreno y orujo hasta que se integren. En un cazo ponemos la mezcla y removemos hasta que coja un color dorado. Este caramelo lo ponemos sobre una superficie aceitada. Montamos la nata. En una bonita taza, montamos la preparación del café, el caramelo y la nata.

Ebaki

Solo en Euskadi te entenderán si pides un ebaki. Es un café cortado.

Rebentó

Lo encontramos en Mallorca y consiste en un carajillo con ron autóctono.

Soldado

Te lo servirán en Zaragoza y consiste en un café con Cointreau y gaseosa. El Cointreau es un licor triple sec francés a base de cáscaras de naranja.

Una taza para cada café

Como pudiste observar existen múltiples formas de preparar café, y cada una requiere una cantidad y medida específica en función de sus ingredientes. Es por ello que necesitarás tazas hostelería adecuadas para cada café. Encuéntralas todas en Jocafri, tu tienda online de suministros para hostelería y hogar.

 
Publicado en: Trucos hostelería
Graduado en marketing e investigación de mercados, apasionado de la comunicación siempre busca la mejor manera de explicar de manera sencilla cualquier cosa para que todo el mundo pueda entenderlo. Ha trabajado como redactor para diferentes sectores y cuando está inspirado no hay quien lo pare.

Deja un comentario

Código de seguridad

Menú