×

Buscar

ACCESO DE CLIENTES | REGISTRARSE
0
Carro

Buscar

Cómo limpiar el acero inoxidable para que brille

El acero inoxidable es el material más utilizado en cocinas profesionales por su resistencia, durabilidad y funcionalidad. Mantenerlo limpio y brillante puede ser un desafío, por eso hoy te contamos cómo limpiar el acero inoxidable para que brille. Los más de 35 años en el sector nos han enseñado trucos y técnicas de limpieza.

Antonio García
Actualizado: 12/07/2024 61
Cómo limpiar el acero inoxidable para que brille
Compartir:

Para empezar, es esencial usar los productos adecuados. Opta por limpiadores específicos para acero inoxidable, disponible en nuestra web. Alternativamente, soluciones caseras como el vinagre blanco diluido en agua o una mezcla de bicarbonato de sodio pueden ser igualmente efectivas. Estos productos no solo limpian sino que también ayudan a restaurar el brillo natural del acero.

El uso de mobiliario de acero inoxidable es obligatorio en cocinas profesionales por normativa de seguridad alimentaria. Además es un material resistente, bonito y funcional.

El acero inoxidable está compuesto por hierro, carbono y cromo. Se pueden añadir otros materiales como níquel, titanio, molibdeno, etc. Cada elemento aporta sus propiedades, consiguiendo al final del proceso un metal brillante con multitud de propiedades como la resistencia al calor, a golpes, a la corrosión, apto para uso alimentario, etc.

¿Por qué el acero inoxidable se mancha?

Las superficies de acero inoxidable en cocinas industriales están en constante contacto con alimentos, por lo que son habituales los restos de suciedad y manchas. El acero inoxidable no es inmune a las manchas, pero sí es fácil de limpiar al no ser un material poroso. Por eso toda la suciedad es superficial y se podrá eliminar con un trapo y el producto adecuado.

Diagrama de las causas de las manchas en el acero inoxidable

Las sales, desinfectantes o productos ácidos pueden llegar a dañar el acero inoxidable creando poros en la superficie permitiendo que la suciedad se incruste. Cuando se trabaja con sal sobre la mesa, es importante limpiar al terminar de utilizar para evitar que la sal dañe la superficie.

Factores comunes que causan manchas

Las manchas en el acero inoxidable pueden ser causadas por una variedad de factores. La exposición a la humedad es una de las causas más comunes, ya que el agua puede dejar depósitos minerales que se traducen en manchas.

Ejemplos de manchas comunes en acero inoxidable

Además, el contacto con productos químicos agresivos, como limpiadores no adecuados, puede dañar la superficie del acero, provocando manchas y decoloración. La acumulación de residuos de alimentos, especialmente aquellos ácidos como el tomate o el vinagre, también puede causar manchas persistentes.

Prevención de manchas en acero inoxidable

Para prevenir manchas en el acero inoxidable, es crucial adoptar algunas prácticas recomendadas.

  • Utiliza paños de microfibra para limpiar, ya que son suaves y no rayan la superficie.
  • Evita el uso de productos abrasivos que puedan dañar el acabado del acero.
  • Asegúrate de secar bien la superficie después de limpiarla, ya que la humedad residual puede causar manchas
  • Limpia cualquier derrame inmediatamente para evitar la formación de manchas persistentes.
  • Mantén el acero inoxidable libre de residuos de alimentos y evita el contacto prolongado con sustancias ácidas.
  • Sigue las instrucciones del fabricante en el uso y dosificación de los productos químicos.

En resumen, la limpieza habitual y constante durante la preparación de alimentos es fundamental para prevenir manchas persistentes. Trabaja siempre con un paño cerca para ir eliminando los residuos o excedentes que se producen en la cocina.

Productos efectivos para limpiar el acero inoxidable

Existen varios productos en el mercado que son efectivos para limpiar el acero inoxidable. Los limpiadores específicos para acero inoxidable son una opción confiable, diseñados para eliminar manchas y restaurar el brillo sin dañar la superficie.

5,41 € (iva inc.)
rating s/n reseña
Abrillantador de acero inoxidable que crea una fina película brillante y uniforme sobre superficies de acero inoxidable. Además crea un efecto antiestático y de protección frente a grasas y suciedades. Es de fácil...

Otra opción efectiva es el vinagre blanco diluido en agua, que puede usarse para limpiar y desinfectar el acero inoxidable. El bicarbonato de sodio, mezclado con agua para formar una pasta, es excelente para eliminar manchas difíciles sin rayar el acero.

Pasos para limpiar el acero inoxidable manchado

Limpiar el acero inoxidable que está manchado requiere un enfoque cuidadoso para no dañar la superficie. A continuación, te presentamos una guía detallada paso a paso para lograrlo.

Preparación antes de la limpieza

Antes de comenzar a limpiar, asegúrate de reunir todos los materiales necesarios:

  • Un paño de microfibra
  • Un limpiador adecuado
  • Agua tibia
  • Guantes de limpieza

Si vas a usar un producto químico de limpieza, lee con detenimiento las instrucciones de uso para usarlo eficazmente sin dañar la superficie. Si quieres puedes utilizar primero el producto en un área pequeña para ver el resultado antes de empezar la limpieza en profundidad. No olvides de protegerte: siempre que trabajes con productos químicos utiliza guantes de limpieza.

Técnicas de limpieza para diferentes tipos de manchas

Para las manchas de agua, utiliza una mezcla de vinagre y agua. Aplica la solución con un paño de microfibra, frotando suavemente en la dirección del grano del acero

Para manchas más persistentes, el bicarbonato de sodio puede ser útil. Aplica una pasta de bicarbonato y agua sobre la mancha, déjala actuar por unos minutos y luego frota suavemente con un paño de microfibra.

Técnicas de limpieza para el acero inoxidable

Para manchas de grasa, un desengrasante suave puede ser efectivo, siempre asegurándote de enjuagar bien después de su uso.

Para culminar la limpieza con un resultado reluciente, utiliza un abrillantador de acero inoxidable. Ayudará a crear una capa antiestática y capaz de repeler las manchas para facilitar aún más la siguiente limpieza.

Si sueles utilizar lejía para la limpieza de superficies déjanos decirte que está mal. La lejía es hipoclorito de sodio, es decir, un desinfectante. Es necesario primero limpiar la superficie y luego utilizar lejía diluida en agua fría.

¿Cómo limpiar el acero inoxidable oxidado?

Cuando el acero inoxidable está en contacto con un ácido fuerte durante un tiempo prolongado, la capa protectora en su superficie se disuelve, provocando que el acero pueda sufrir oxidación. Ésta puede aparecer como manchas marrones o naranjas y puede comprometer la integridad del material. Aquí te explicamos cómo limpiarlo.

Tratamientos para la oxidación del acero inoxidable

Las encimeras tienen contactos por tiempo reducido con alimentos o productos ácidos, siempre y cuando se aclare con agua dulce una vez terminada la preparación. Por lo que no suelen presentar el problema de la oxidación.

Si aparecieran estas manchas de oxidación, para eliminarlas, se puede utilizar un limpiador específico para acero inoxidable oxidado. Aplícalo siguiendo las instrucciones del fabricante y usa un cepillo suave para frotar la superficie. Evita usar cepillos metálicos o esponjas abrasivas, ya que pueden causar más daños.

Tratamientos para la oxidación del acero inoxidable

Enjuaga bien con agua tibia y seca completamente para evitar futuras oxidaciones. Para oxidaciones leves, una mezcla de bicarbonato de sodio y agua puede ser suficiente. Deja actuar la mezcla y frota suavemente con un paño de microfibra hasta que la oxidación desaparezca.

Hay otras técnicas populares y caseras para intentar eliminar estas manchas superficiales, aunque su eficacia es cuestionable, puedes probarlas también. Una de ellas es el papel de aluminio, cortado en trozos y humedecido en agua o vinagre para restregarlo sobre la mancha. Otra técnica consiste en unir una media patata con jabón líquido de platos, que al reaccionar en conjunto y dejándolo actuar en conjunto, se aclara y la mancha ya habría desaparecido.

La solución ideal es usar el producto químico diseñado para eliminar las manchas de óxido. Aunque si el óxido ha profundizado en el acero, es probable que no puedas eliminarlo y tengas que recurrir a técnicas más rudas como el desbastado.

¿Cómo limpiar el acero inoxidable ennegrecido?

El ennegrecimiento del acero inoxidable puede ser resultado de la exposición a altas temperaturas o productos químicos. Este problema puede afectar la apariencia del acero y hacer que parezca desgastado. Esto suele presentarse en sartenes, ollas y demás piezas expuestas al calor.

Causas del ennegrecimiento en el acero inoxidable

El ennegrecimiento puede ser causado por la exposición prolongada a altas temperaturas. Los productos químicos agresivos, como ciertos limpiadores, también pueden causar ennegrecimiento. Además, el uso incorrecto de utensilios de cocina, como sartenes de hierro fundido, puede transferir partículas que ennegrecen el acero.

Causas del ennegrecimiento en el acero inoxidable

Soluciones para restaurar el brillo

Para restaurar el brillo del acero inoxidable ennegrecido, utiliza una mezcla de bicarbonato de sodio y agua. Aplica la pasta sobre la superficie y frota suavemente con un paño de microfibra. Enjuaga bien y seca para evitar nuevas manchas. Al ser superficies en contacto con fuentes de calor, asegúrate de aclarar correctamente tras su limpieza para evitar accidentes al volver a colocar la pieza en el fuego.

Para casos más graves, puede ser necesario usar un limpiador específico para acero inoxidable, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Consejos para mantener el acero inoxidable brillante

Mantener el acero inoxidable en buen estado es muy sencillo, pero requiere un mantenimiento regular y el uso de prácticas adecuadas. Siempre limpia antes, durante y después de trabajar. El paño es tu mejor aliado, tenlo siempre a mano para darle un repaso a la mesa tras cada preparación.

Prácticas diarias de mantenimiento

Limpia diariamente el acero inoxidable con un paño de microfibra y agua tibia. Esto ayudará a eliminar los residuos diarios que pueden causar manchas y decoloración. Evita dejar residuos de alimentos o líquidos sobre la superficie por largos períodos. Si hay derrames, límpialos de inmediato para evitar que se sequen y dejen manchas.

Prácticas diarias de mantenimiento del acero inoxidable

Errores comunes a evitar

Evita el uso de esponjas abrasivas y productos químicos agresivos que puedan rayar o dañar el acero inoxidable. No dejes objetos metálicos en contacto prolongado con la superficie, ya que pueden causar manchas. Además, evita usar limpiadores que contengan cloro o lejía, ya que pueden dañar el acero inoxidable.

Siguiendo estas prácticas y consejos, tu acero inoxidable se verá siempre como nuevo, brillante y sin manchas, manteniendo su elegancia y funcionalidad en tu hogar.

0 comentarios

Escribe un comentario

Menú